Cómo Vencer el Miedo en la Evangelización

by May 19, 2020Personal Evangelism

Es un hecho conocido, la mayoría de las personas, vienen a Cristo en medio de una prueba o dificultad de algún tipo. Sintiendo que están fuera de control; están abiertos a escuchar acerca de Aquel que está en control. Es por eso qué esta pandemia que estamos enfrentando es una oportunidad muy importante para el evangelio.

Pero los no creyentes nunca sabrán acerca de Cristo a menos que hablemos y no nos callemos. Eso significa que el valor tiene que vencer el miedo en lugar de que el miedo supere al valor. Permítanme compartir cuatro consejos prácticos y útiles para superar el miedo en la evangelización. 

Dile primero a Dios

No dejes que Dios sea el último al que le mencionas tu temor; que Él sea el primero. Dios tiene más que comida y finanzas para ofrecer. Él tiene un generoso suministro de valor si simplemente se lo pedimos. En Hechos 4:29, los discípulos oraron: “ Ahora, Señor, toma en cuenta sus amenazas y concede a tus siervos el proclamar tu palabra sin temor alguno. “. Dos versículos más tarde vemos, “… y todos estaban llenos del Espíritu Santo, y hablaron la Palabra de Dios sin temor alguno. ” Incluso cuando te acercas a un no cristiano para hablar con ellos, puedes susurrar desde tu corazón: “Dios, dame valor”. Puedo decirles de primera mano por mi propia experiencia que Dios responde a tal petición. De hecho, no ha habido una sola vez que Él no haya contestado mi oración en situaciones similares.

Dile a los demás

Sigue el ejemplo de Pablo el apóstol que pidió a los creyentes en Éfeso que oraran, ” Oren también por mí para que, cuando hable, Dios me dé las palabras para dar a conocer con valor el misterio del evangelio,” (Efesios 6:19) Representa un fracaso nuestro el priorizar si pedimos a los creyentes que oren por todo lo demás que nos concierne, pero no enfatizamos la necesidad de sus oraciones para que podamos tener valor en la evangelización. Conozco a una creyente que tomó ese consejo y experimentó el valor más grande que nunca había tenido en su próxima oportunidad de compartir y experimentó un valor nunca vivido al hablar con los no cristianos acerca del Señor.

 Aprende un método

La evangelización es una habilidad para desarrollar. El desarrollo de esa habilidad significa que es ideal aprender un método para hablar con cualquier persona en cualquier lugar. Conocer un método hace que el evangelismo sea una experiencia de “querer” no de “tener que hacerlo”. Sabiendo un método de cómo vas a presentar el Evangelio, puedes relajarte y tratar de convertir la conversación de lo físico a lo espiritual para que puedas explicarles las Buenas Nuevas. Ese método tiene que ser fácil de memorizar y dominar. De esa manera puedes variarlo según lo necesites, pero cubriendo los elementos esenciales de nuestro pecado: Su sustitución en una cruz, y nuestra necesidad de responder con fe, confiando solo en Cristo para salvarnos.

Tener un método para presentar el Evangelio te da la confianza que necesitas para superar el temor en la evangelización.

Sal en obediencia

Se ha dicho, “Dios dirige un objeto en movimiento.” Lo que generalmente se quiere decir con eso es que Dios hará Su parte, pero nosotros tenemos que hacer la nuestra. Es por eso que decimos en evangelismo, “Dios dirige un objeto obediente.”  No nos atrevemos a decir: “Dios, una vez que me ayudes a superar mi miedo, hablaré a los demás sobre ti”. En su lugar, debemos decir: “Dios, voy a hablar con otros acerca de ti. Ayúdame a superar mi miedo”. Dios honra esa obediencia y te ayuda a superar tu temor.

La Tienda

Herramientas y Recursos para prepararlo